La colección Vitamina demuestra que la sostenibilidad no está reñida con el diseño y el buen gusto. Transmite frescura jugando con los colores clave de la temporada y su campaña nos traslada a un sueño de verano, donde reinan el sol, el color y la alegría.

Las frutas son las protagonistas y el hilo conductor de esta colección primavera verano 2020. Fuente de vitaminas por excelencia, las frutas representan vida, y eso es lo que queremos que transmitan nuestras prendas, una inyección de frescura y alegría, tan necesaria en estos momentos.

Los colores tendencia de la temporada SS20 inundan nuestro armario de buena vibra. Tonos coral, papaya, melocotón, naranjas y lilas llenos de vitalidad y algodones naturales, neutros, en contraste conforman una colección con una gran armonía y súper apetecible. Siluetas marcadas con vestidos cruzados y tiros altos, así como transparencias y tejidos que parecen una segunda piel, conforman una colección delicada y muy femenina.

Camisa de organza de seda con botonadura impresa en 3D de plástico PET reciclado.

Para esta nueva colección, y fieles a nuestra filosofía, hemos utilizado tejidos orgánicos y fibras naturales. Ponemos mucho mimo en la selección de los materiales y tejidos con los que crear cada prenda. Para esta temporada primavera verano 2020 son 3 los tejidos sobre los que se ha desarrollado la colección Vitamina. Seda italiana, algodón orgánico en su color natural , sin ningún tipo de tinte ni blanqueante, y Tencel TM, un tejido super agradable y verdaderamente innovador en términos de sostenibilidad. El proceso utilizado en la fabricación del Tencel TM es muy sostenible. El consumo de agua en la producción es aproximadamente un 80% más bajo que en el procesamiento de algodón convencional y puede, a su vez, ser reciclado nuevamente contribuyendo de manera importante a la economía circular.

Hemos complementado además la prendas con fornituras, en este caso botones, impresos en 3D con filamentos creados a partir de plástico PET reciclado y reciclable, dando así una segunda vida a materiales desechados, que a su vez podrán ser reciclados, cerrando el círculo. Para ello han contado con la colaboración de BALAB Factory, el laboratorio de innovación aplicada de la escuela AEG de Donostia. Una oportunidad de jugar con las formas y los colores, de crear botones adecuados a cada prenda y en su justa medida, sin sobrantes, limitados, únicos.

 

Chaqueta y bermuda de algodón orgánico en color natural y botones impresos en 3D de plástico PET reciclado

 

Siguiendo con la coherencia que nos caracteriza en términos de sostenibilidad, todo está producido en Bilbao, bajo el criterio KM0. Unaconfección local y de calidad, que apuesta por unas condiciones de trabajo dignas y aporta valor a la prenda. Una producción cercana, pequeña y mimada, lo que permite cuidar cada parte del proceso.

Contamos además con una línea de vestidos de seda orgánica “Peace Silk”, seda natural y cáñamo llamada Rebel. Esta temporada SS20 cuenta con dos nuevas incorporaciones. Una falda midi en seda naranja con un corte que realza la figura y un vestido cruzado en naranja o en color lavanda, que favorece prácticamente a cualquier silueta. Piezas limitadas, diseños exclusivos que ofrecen una nueva alternativa para ocasiones especiales.

Proyectos como este son los que dan valor al sector de la moda, tan impersonal, desmesurado y deslocalizado. Marcas que nos valemos de los recursos disponibles a su alrededor, que nos sustentamos y nutrimos de otros proyectos de nuestro entorno para crear piezas singulares, ediciones limitadas y exclusividad. Ahora más que nunca, es momento de apoyar marcas locales y nacionales, el comercio pequeño y la cercanía. Marcas que luchamos con gran esfuerzo por crear un sector de la moda más sostenible y más justo y en las que merecen la pena invertir.

Comentarios

There are no comments yet.

Deja un comentario