inspiración MINUSSE clothing

El entorno en el que vivimos, donde la naturaleza es gran parte de nuestra riqueza como tierra, nos ha enseñado a respetarla y cuidarla. Crecemos con una gran conciencia medioambiental, aunque siempre mejorable, por supuesto. Y ese es nuestro objetivo, mejorar.

Siendo la moda uno de los sectores más contaminantes, si no el más contaminante, teníamos claro desde el inicio, que nuestra filosofía se fundamenta sobre unos pilares muy diferentes a los de la moda y el hábito de consumo de hoy en día.

Las tendencias, la caducidad, la inmediatez, no casan con nuestra visión de la moda.

Nosotras concebimos el gran trabajo de crear, como un valor intrínseco a cada prenda. Lo que realmente buscamos es que perdure en el tiempo, que sobreviva a las modas, que viva.

Aunque hasta la fecha habíamos puesto mucha atención en la selección de materiales y tejidos para nuestras prendas, buscando siempre tejidos lo más naturales posible, hay un punto de inflexión en el camino, donde realmente apostamos firmemente por los tejidos orgánicos y las fibras naturales como premisa. No sólo por cuestiones de sostenibilidad y medio ambiente, sino también por la influencia que éstos tienen sobre nuestra piel. Conocimos así a los que hoy en día son nuestros proveedores y de los que en los últimos meses hemos aprendido mucho y bien.

La producción también era algo que nos preocupaba especialmente y teníamos claro lo que perseguíamos. Una producción local y con responsabilidad social. Y lo conseguimos. Producimos todas las prendas en Bilbao y además, una asociación de integración socio-laboral, produce nuestro packaging en su taller de Aretxabaleta.

Hicimos un alto en el camino para dar forma al concepto, sentar las bases de la marca y lanzarnos con un mensaje más alto y más claro. Nos encantaría poder decir, nunca mejor dicho, que ha sido coser y cantar pero, lamentablemente, la sociedad y el sistema en el que vivimos, hace muy difícil para una marca pequeña, acceder a muchos proveedores y talleres.

Tejidos orgánicos y de calidad producidos aquí, en el País Vasco

Igualmente, esto nos ha llevado a conocer proveedores, talleres, empresas y gente, que realmente apoya y apuesta por el Slow Fashion, donde diseñadores emergentes y pequeñas marcas puedan crear y ofrecer una nueva visión, una nueva filosofía. Gracias a ellos hemos podido conseguir tejidos orgánicos y tejidos de calidad, producir aquí, en el País Vasco, y crear una colección pequeña y respetuosa. Iremos hablando de ellos en futuros post, porque bien merecen un reconocimiento.

Esto es un adelanto de la colección SS19 inspirada en la naturaleza y sus colores, en el mar y las montañas que nos rodean como eje conector.

Comentarios

There are no comments yet.

Deja un comentario