Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)  son una iniciativa de la ONU, un conjunto de objetivos y acciones aprobados en la Cumbre Mundial Desarrollo Sostenible de la ONU de septiembre de 2015.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada en dicha cumbre, persigue erradicar la pobreza, asegurar la prosperidad y el bienestar de todas las personas y proteger el planeta. Todo ello, enmarcado dentro de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas. Estos objetivos están divididos en 5 ámbitos o esferas interconectadas: personas, planeta, prosperidad, paz y alianzas.

Países, gobiernos, administraciones, ayuntamientos y personas luchan a diario por tomar medidas y adoptar prácticas para una transformación. Sin embargo, estudios recientes afirman que, para alcanzar los objetivos planteados en la Agenda 2030, es necesario un cambio radical, una respuesta más ambiciosa. El modelo actual no funciona, generar crecimiento a través del aumento de consumo de bienes materiales no es más una opción, puesto que no podemos asumir toda la contaminación y efectos negativos que todo eso provoca en nuestro medio ambiente, además de la desigualdad social y económica que genera.

El foco principal debe ponerse en crear un modelo que realmente imprima un cambio radical en términos económicos, medio ambientales y de inclusión social, todos ellos conectados entre sí. El cambio climático, la pobreza, el hambre, la salud, la igualdad de género o el empleo, entre otros, son asignaturas pendientes, puesto que, hasta hoy, no se están cumpliendo muchos de los objetivos y medidas adoptadas.

Lograr un mundo mejor es responsabilidad de todos, no sólo de los que están “ahí arriba”. Cualquier gesto destinado a mejorar la situación, en nuestra casa, en nuestro trabajo, en nuestra ciudad, es una pequeña contribución. Gran ejemplo de ello son todos los jóvenes que, conscientes del mundo que heredan, salen a las calles para luchar por su futuro y el del planeta. Jóvenes como la activista Greta Thungber, impulsora del movimiento “Fridays for future”, se manifiestan para reclamar acción contra el calentamiento global y el cambio climático. Ellos son los que han convocado una huelga general global contra el cambio climático el próximo 20 de septiembre, instando a la sociedad a implicarse en esta lucha.

Entre el 20 y el 27 de septiembre se celebrarán miles de acciones contra la crisis climática en todo el mundo bajo el lema #GlobalWeekForFuture.

Desde Minusse intentamos aportar nuestro granito de arena a través de un proceso sostenible y justo para las personas y el medio ambiente. Eso supone un gran esfuerzo para nosotras como pequeño negocio, pero eso es lo que necesita el planeta, que nos esforcemos por hacer las cosas mejor, sea desde la posición que sea.

 

 

Comentarios

Deja un comentario