Desde Minusse, cuidamos mucho cada parte del proceso de creación de nuestras prendas, comenzando por los tejidos y materiales que las componen. La selección de los tejidos es una labor que realizamos con mimo y a la que dedicamos mucha atención.

En una industria tan contaminante como la moda, es obligación de las marcas poner el freno y ofrecer alternativas más pensadas, más duraderas, más sostenibles. Pensar más allá de la tendencia y apostar por la calidad y la atemporalidad. Crear piezas que respeten el medio ambiente y resistan el paso del tiempo, que hagan frente al usar y tirar.

Hoy hablamos de dos de nuestros proveedores de cabecera en lo que a tejidos orgánicos se refiere. Hoy hablamos de Organic Cotton Colours y Lebenskleidung dos empresas que trabajan bajo criterios de sostenibilidad, trazabilidad y condiciones dignas.

Empezamos por la de casa, por la catalana Organic Cotton Colours, que lleva más de 25 años trabajando con algodones 100% orgánicos. Tejidos libres de tintes, respetando el color natural de las semillas, lo que da lugar a fibras de colores como el crudo, el marrón o el verde.

Trabajan con más de 150 agricultores de Brasil para desde donde importan el algodón para crear el hilo posteriormente en Barcelona, garantizando el control y trazabilidad del proceso y su calidad a través de su certificado OCCGuarantee.

Lebenskleidung es otra de las casas en las que confiamos a la hora de seleccionar nuestros tejidos. Son alemanes y están especializados en tejidos de algodón orgánico. Cuentan con una amplia variedad de telas, texturas y colores en su catálogo.

Ambos cuentan con la certificación GOTS, que define los requerimientos reconocidos globalmente para asegurar la condición orgánica de los productos textiles, desde la obtención de la materia prima, a través de una producción responsable con el medio ambiente y el medio social, hasta el correcto etiquetado, a fin de que el producto final ofrezca al consumidor la necesaria.

Comentarios

Deja un comentario